domingo, 9 de octubre de 2016

¿Qué es la Nutrición Paleolítica?

A través de las últimas décadas, los avances en el campo de la nutrición nos ha dejado un sin fin de información que ha roto con todo paradigma tradicional: 1)el consumo elevado de carbohidratos especialmente si este es refinado, se asocia a enfermedad cardiovascular, obesidad y diabetes, 2)el consumo de grasas, sobre todo insaturadas del tipo monoinsaturadas reduce el riesgo de padecer enfermedad arterial coronaria, entre otras, 3)el consumo de lácteos se vincula a enfermedad cardíaca, diabetes e incluso y aunque paradójico a osteoporosis y fractura patológica, 4)comer huevos no se asocia con incremento del colesterol sanguíneo, ni guarda relación con la ocurrencia de infartos, 5)cereales y leguminosas contienen antinutrientes que son capaces de desencadenar inflamación sistémica de bajo grado, etc.

La Nutrición Paleolítica o más elegantemente "La Nutrición basada en la Evolución de la Especie Humana" es una forma de alimentarse inicialmente planteada en el año 1985 por los autores -ambos médicos- Eaton y Konner, partiendo del principio que durante esta etapa prehistórica, la evolución de la especie desde el Homo abilis hasta el H. sapiens sólo fue posible debido primordialmente al consumo aumentado de proteína animal, vísceras, vegetales, raíces y frutas.

Como leen arriba, los cereales y las leguminosas no se incluían en el menú del hombre de las cavernas, mucho menos los lácteos y los azúcares refinados. El asentamiento del hombre y el posterior desarrollo de la agricultura y ganadería y la siguiente industrialización de la sociedad, ha traído consigo una serie de inconvenientes a la salud en las últimas 300 generaciones, tan sólo basta con entender que enfermedades como la hipertensíon, la obesidad, la diabetes y la artrosis, son tan recientes como la misma modernidad.

Una vez más, la Nutrición "Paleo" como cariñosamente la tildamos, nos invita a liberarnos de todos aquellos alimentos y productos refinados, especialmente harinas refinadas y azúcar, así como aceites industrialziados hidrogenados y a llevar un menú más incluyente de vegetales crudos, frutas, tubérculos y raíces y proteína animal, todas sus variedades, no procesadas, así como un mayor consumo de grasas saludables como las incluidas en la oliva, el aguacate, frutos secos y algunas semillas.

¿Que esperas para comenzar tu plan de Nutrición Paleo?.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario